No, todos no son unos ninfómanos.

Si siempre has querido saber qué piensan sobre sus trabajos o también sus clientes, debes seguir leyendo más abajo, pues todos aquellos que pasan su día vendiendo juguetes sexuales en Sex Shop tienen muchas cosas que decir. Muchas de ellas van mucho más allá de las risas nerviosas de algunos clientes primerizos…

Para saber qué piensan los que se dedican a este oficio, BuzzFeed conversó con diferentes trabajadores de sex shops en Estados Unidos, y recopilaron muchos secretos que los trabajadores de sex shop quieren que sepas antes de poner un pie en una de sus tiendas. Por favor deberías tenerlo en cuenta…

1. Los sex shops son algo para todos. No sólo para mujeres, gente que es considerada perversa, o cualquier idea preconcebida de las personas que ocupan juguetes sexuales

2. Tampoco existe “algún tipo” de persona que trabaje en él. Los trabajadores de Sex Shops son personas comunes y corrientes

3. No importa quién eres o si tienes algún fetiche. Siempre hay alguien que ha pedido lo que quieres antes que tú

4. Si hay algo que quieres probar pero no sabes como partir, el personal del sex shop podría orientar tu solicitud adecuadamente

5. Los juguetes sexuales no son de “talla única” así que debes tener claro o consultar lo que más te acomoda

Así que por favor pregunta cosas específicas como “¿cuál es el mejor para conseguir una penetración profunda?” o “¿Cuál es el mejor vibrador?”. De seguro ellos podrán ayudarte a encontrar eso que tanto deseas.

Y sin miedo. Estás es el lugar perfecto donde puedes pedir lo que sea necesario para que explores tú sexualidad.

6. El único producto que siempre le recomendarán a  todos, es el lubricante.

El producto más utilizado y necesario a tomar en cuenta es el lubricante. Este producto tiene muchos beneficios y formas de uso ya que se puede utilizar durante el coito, durante el sexo anal, con los preservativos y con tu juguete erótico. Si te lo aconsejan no dudes en llevarlo ¡Es un gran amigo para el placer!

7. Los trabajadores de los sex shops no son grupos de ninfomaníacos

Es un prejuicio asumir que todas las personas que trabajan en tiendas de juguetería sexual sufren de trastornos sexuales, ellos y ellas son personas comunes y corrientes que se encuentran  trabajando en un lugar que ha sido mal visto socialmente, no por eso sufren de trastornos mentales ni tampoco hacen orgías entre ellos después de salir su jornada laboral.

8. La personas asumen que pueden preguntar y hablar sobre cualquier cosa en un sex shop. Pero todo tiene un límite babe

No porque tú compartas tus preferencias, para que ellos te orienten, ellos también tendrán que hacerlo contigo. Recuerda que es sólo su trabajo. Además los juguetes que ellos elijan para su intimidad, pueden ser muy distintos a los que tú quieras.

9. Gran parte de los sex shops son lugares seguros y cómodos

Los sexshop están pensados para que tu te sientas cómodo y seguro y sobre todo, para poder ayudarte y así vuelvas o sino, al menos te vayas contento con tu consejo, experiencia o producto.

10. Los juguetes sexuales son súper cool y existen muchos con alta tecnología

Si tienes un sueño erótico que piensas que jamás podrás cumplir, puede que exista un objeto que te ayude a conseguirlo. Así que planea una visita al sex shop más cercano y ¡Cumple tus fantasías!

11.  Los juguetes sexuales no reemplazarán a tu pareja sexual

Es un mito que los juguetes sexuales son para reemplazar a tu pareja. Por el contrario, con ellos puedes jugar estando con o sin pareja, también los puedes utilizar antes, durante o después del acto sexual, sea cual sea este. Además, los juguetes eróticos potencian tu deseo y entusiasmo a vivir una sexualidad plena.

12. Los clientes intentan devolver sus productos todo el tiempo

Es un mito que al comprar un juguete de sexshop lo querrás devolver, porque la realidad demuestra lo contrario. Las devoluciones que se presentan son más bien por motivos de fallas del producto que por incumplimiento de los objetivos o promesa del producto. Si tuviste un orgasmo con él, ten por seguro que no podrás devolverlo….Jamás.

13. Ya no se ocupa mucho decir: “Es para un regalo” o “No es para mi”…

Hasta hace poco tiempo, adquirir un producto erótico era un tema tabú. Hoy en día eso ha cambiado mucho, ya que hay cada vez más personas empoderadas y seguras de su cuerpo y maneras que elijen de vivir su sexualidad. Dejen de mentir. No hay nada malo en esto.

14. Todos los empleados de cualquier sex shop del mundo, siempre van a querer que confíes y entiendas que están en la tienda para orientarte. Con sus consejos  podrás encontrar el producto indicado para disfrutar plenamente  tu sexualidad.

¿Y qué esperas para ir a un sex shop?

http://www.upsocl.com/intimidad/23-secretos-que-los-empleados-de-shops-quieren-que-sepas-antes-que-pongas-un-pie-en-la-tienda/?utm_source=Sabores&utm_medium=Facebook&utm_campaign=fb

(Visited 12 times, 1 visits today)