No lavar tu juguete luego de utilizarlo, usar el lubricante incorrecto o guardarlo mal te puede traer problemas, ya sea una menor vida útil o distorsión del juguete o un riesgo de infección para ti y con quien lo compartas. Por eso: no, gracias.

1. Lava tus juguetes después de usarlos

Así es, incluso si solo lo estás usando en ti y no lo estás compartiendo con alguien. Los juguetes que se lavan después de cada uso duran más. Si no lo haces, el material se puede degradar o decolorar ¡Cuidado! Porque si un juguete sin lavar está guardado junto a otros juguetes, puede contaminarlos con bacterias.

Puedes lavarlo antes de usarlos también. Si no los guardas bien, pueden entrar en contacto con pelusas, pelos de mascota u otras bacterias cuando están sin uso y si luego los introduces, se introducirán en tu cuerpo. Esta es solo una medida de precaución que puedes optar por tomar.

2. Elige el jabón adecuado

Usar jabón para manos o detergente suaves y sin aroma, y evitar los antibacteriales que aunque parecen una buena medida de precaución, pueden dejar residuos. Si deseas una opción más discreta (por ejemplo, si vives con compañeros de cuarto y no quieres transportar tus juguetes sexuales al baño cada vez que los uses), también puedes optar por un limpiajuguetes, como el Toy Clean de pjur®. Es una fórmula líquida que se rocía sobre el juguete y se limpia, lo que neutraliza las bacterias y no daña el material.

3. No sumerjas juguetes con pilas en el agua para lavarlos

Si tu juguete tiene pilas, enchufes en la pared o algún mecanismo electrónico, hay que tomar una precaución importante: limpiarlo con un pañito enjabonado y tibio es todo lo que tienes que hacer.

4. Averigua de qué material está hecho tu juguete sexual

Estos juguetes vienen en muchos materiales distintos, pero se pueden dividir en dos categorías: Porosos y no porosos. Los juguetes no porosos son aquellos que pueden compartirse con seguridad debido a que las bacterias son incapaces de penetrar su superficie. los materiales no porosos más comunes son; vidrio, pyrex (vidrio de borosilicato), silicona y acero inoxidable. Por otro lado, los juguetes porosos, están hechos de materiales como plástico duro, cyberskin, elastómero, caucho de silicona, nailon y neopreno, los juguetes de este material son también, más absorbentes.

En la caja de cada juguete encuentras la información del material con que está hecho, si ya lo tiraste, lo encontrarás siempre en el sitio web del fabricante o tienda de donde lo adquiriste.

5. La forma de limpiar tus juguetes no porosos:

Silicona: Lávalo con agua y jabón o ponlo en la rejilla superior del lavaplatos. También lo puedes poner a hervir durante 10 minutos para desinfectarlo.

Pyrex (vidrio) : El Pyrex es básicamente vidrio resistente al calor, así que puede ser hervido, ponerse en el lavaplatos o lavarse a mano.

Acero inoxidable: Hiérvelo durante 10 minutos, remójalo en agua y jabón, luego asegúrate de ENJUAGARLO BIEN o lávalo en el lavaplatos.

6. Esta es la forma de limpiar tus juguetes porosos

Los materiales porosos son más sensibles a la temperatura y propensos a la deformación, por lo que la mayoría debe lavarse del mismo modo: con jabón (o limpiador de juguetes) y agua tibia, o en el lavamanos o con un trapo enjabonado. Los juguetes de nylon son la excepción, ya que se pueden lavar a máquina (lavadora).

Recuerda que los materiales porosos son: plástico duro, cyberskin (este material tiene otra forma de lavado), nylon, neopreno, caucho de silicona, vinilo y vinilo suave, acrílico, elastómero y cuero.

7. Siempre verifica que tus vibradores impermeables sigan siendo seguros de usar

Para introducir tu juguete al agua debes estar seguro de que es waterproof.  Si la pequeña tapa o sello de goma que cubre el compartimiento de las pilas de tu juguete falta, está floja o rota, se acabó la diversión en la ducha ¡Lo siento! Esa cosa ya no es resistente al agua.

8. No lo tires en el cajón y lo olvides

¿Quién sabe qué polvo, sobras de comida y otros desperdicios se esconden allí? Sugerimos guardar los juguetes envueltos en pañuelos o en bolsas de tela (por suerte muchos juguetes vienen con su propia bolsa) y si no la trae es ideal que adquieras una.

Evita el uso de Tupperware o bolsas de plástico para guardar tus juguetes. Los químicos pueden filtrarse en el durante un período prolongado de tiempo y terminar dañándolo.

9. Saca las pilas del vibrador cuando no lo estés usando

Dejar las pilas puestas puede corroer el juguete y agotar la duración de las pilas, ya que están conduciendo una carga baja cuando se dejan adentro. Y no hay nada más triste que el débil movimiento de un vibrador con las pilas agotadas.

(Visited 56 times, 1 visits today)